Conoce a Thinker Bell, la activista más inteligente del mundo

Thinker Bell

Buenos Aires—Activistas por los derechos animales ya no saben qué hacer con Thinker Bell, una activista de 23 años que insiste en repartir panfletos todos los días a pesar de ser pésima en ello y de tener grandes habilidades como escritora, científica y programadora.

“Tiene al menos 175 puntos de coeficiente intelectual” dice la madre de Thinker Bell, Erica Bell. “Leyó Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle a los cuatro años, y desde entonces no paró de estudiar ciencias y de hablar sobre racionalidad e inteligencia artificial…hasta que se hizo vegana”, agregó con gran tristeza.

“Podría dedicarme a investigar, contactar a figuras influyentes, hacer publicidades online, liderar organizaciones u otro tipo de cosas. Pero lo cierto es que para cambiar el mundo uno sí o sí debe salir a la calle” dijo Thinker Bell, quien decía “Go Vegan!” una y otra vez mientras la entrevistábamos.

“No hay nada más importante que repartir panfletos y sostener carteles” nos aseguró.

Todos los días, las granjas industriales dan muerte a miles de millones de animales a merced de Thinker Bell, quien es tan inteligente que podría cerrarlas a todas si alguna vez se sentara en el ordenador para hacer activismo virtual.

“Tiene cero carisma. Es realmente pésima repartiendo panfletos. Debería usar su inteligencia para cambiar el mundo desde el ordenador”, dijo Mónica Ramírez, quien agregó que Thinker Bell es “un ser realmente odioso e insoportable que vive desperdiciando sus talentos”.

Su frase favorita a la hora de encarar a un transeúnte es “veganismo o muerte. Tu elección. Tienes treinta segundos.”

“Thinker Bell es una mujer hermosa con un gran corazón” dice su amigo Esteban Chaves, y agrega “pero no tiene nada que hacer aquí”. Esteban piensa que Thinker Bell “es tan inteligente que podría acabar con todo el especismo del mundo en menos de cinco años si dejase de repartir panfletos de una maldita vez”. Su amigo siente una gran frustración al saber que es imposible convencerla de que no es necesario que salga a la calle para ayudar a los animales.

Desde 2012, Thinker Bell aparece en fotos de todas las actividades por los derechos animales de Argentina. Ella nunca se perdió una actividad y fue igual de insoportable en todas ellas.

“Es físicamente imposible estar en Córboba y Jujuy al mismo tiempo, pero las fotos de los eventos sugieren que hizo eso mismo” dijo la activista Eugenia Carballo.

“Creemos que inventó una forma avanzada de clonación o teletransportación simplemente para salir en las fotos de todas las actividades” dijo Erica Bell con una mezcla extraña de orgullo y desesperación, mientras nos contaba que Thinker Bell  pasó unos días en su habitación escribiendo números y símbolos en las paredes mientras decía “ACTI-VISMO, ACTI-VISMO, ACTI-VISMO!”

Thinker Bell pasa las horas de la noche escribiendo “Go Vegan!” por las paredes de Buenos Aires y usando el ordenador exclusivamente para criticar a personas que no son tan veganas como ella o para jugar al Pet Rescue Saga.


Repartir panfletos no tiene nada de malo. Según numerosos análisis y la opinión de expertos, es una de las actividades más eficaces.

La parodia no es para desprestigiar las actividades de calle, sino para remarcar cuán importante es que cada activista aproveche sus habilidades particulares lo máximo posible. Todos deberían explotar sus ventajas comparativas para incrementar su impacto.

Muchos nos acostumbramos a pensar que para hacer algo por otros hay que “repartir panfletos”, pero lo cierto es que esa no es la única forma de ayudar, ni la que mejor se adapta a las habilidades de todas las personas.

Tenemos que quitarnos de la cabeza la idea de que es necesario que todos salgamos a la calle.

Los activistas podemos:

  • Escribir y hacer difusión en diversos medios sobre estos temas.
  • Contactar a personas influyentes.
  • Diseñar aplicaciones útiles que contengan información importante para todos los veganos.
  • Ayudar a las organizaciones en distintas áreas, que pueden ir desde organización de eventos a manejo de redes sociales.
Y muchas cosas más.

Nuestra tarea como activistas es pensar cuáles de estas actividades se adaptan mejor a nuestras capacidades y dedicarnos principalmente a ellas.

Todos los animales –humanos y no humanos–necesitan que superemos la inercia que nos lleva a hacer actividades en las cuales no brillamos.

11666061_10206072761991015_4500172132138941025_n
Lisa Shapiro fue una activista por los animales que hizo que cientos de personas se comprometieran con la causa. Era tan buena y apasionada en lo que hacía que su legado ha inspirado a muchos activistas. Es excelente que personas como Lisa se dediquen a la difusión.

Cada altruista eficaz debería evaluar sus habilidades y elegir con base en eso. Podemos discutir estos temas junto a otros altruistas.

Si quieres ayudar a los animales eficazmente, te recomiendo la serie de textos sobre activismo animal eficaz.

Lee nuestro texto sobre el Altruismo Eficaz para saber más sobre cómo puedes ayudar a otros.

También deberías seguir nuestra página de Facebook.