Racionalidad Grupal (8): En contra de la conformidad

[Texto anterior: Racionalidad Grupal (7): Prescripciones e ideas útiles]

Los experimentos de Asch también revelan una forma en la cual podemos combatir la conformidad.

Si se añade un solo disidente en el grupo — alguien que dé una respuesta diferente a la de la mayoría, sin importar que sea la correcta — la conformidad del sujeto del experimento se reduce drásticamente. Que haya alguien que opine distinto a la mayoría es suficiente para que el sujeto dé la respuesta correcta.

Si de repente el disidente dice lo mismo que la mayoría, el sujeto vuelve a conformarse con la opinión de todos y elige la respuesta incorrecta.

¿Qué podemos aprender de esto?

La presencia de un solo disidente es suficiente para reducir la conformidad. Por lo tanto, que haya uno puede ser vital para evitar que un grupo se transforme en un culto. El problema es que es difícil ser el primer disidente.

Irving Janis recomienda que haya alguien con el rol de abogado del diablo en cada grupo. El rol se puede rotar, de tal modo que a todos los miembros les toque serlo eventualmente. Esto puede contribuir significativamente a la hora de reducir la conformidad.

También es importante evitar intimidar o acosar a la persona que exprese una opinión diferente a la del grupo, especialmente si parece que la persona tiene buenas intenciones.

Tenemos que pensar que el disidente está aportando un servicio valioso que incrementa la racionalidad de todos los miembros. Su sola presencia hace que los integrantes del grupo sean más hábiles a la hora de detectar problemas y responder lo que realmente les parece correcto, sin necesidad de conformarse con la opinión de la mayoría.

Claro que muchas veces la mayoría tiene razón. No es necesario ni recomendable contradecir y ser críticos de todo. Eso también puede entorpecer seriamente al grupo.

No ganamos puntos extra por cuestionar todo y discutir cada detalle. Esta es una forma de aparentar ser escéptico. No es racional, y probablemente sea molesto. Los grupos deben fomentar y premiar la discusión de temas significativos.

 

Siguiente texto: Racionalidad Grupal (9): La importancia de estar de acuerdo

 

Ver también: Introducción a la ciencia de la racionalidad