Racionalidad Grupal (5): Comunidades de lloriqueo

[Texto anterior: Racionalidad Grupal (4): Pensamiento de grupo (Groupthink)]

¿Acaso nunca formaron parte de un grupo que se creía genial y que lloriqueaba porque los otros humanos no son como ellos?

Cada tribu se enorgullece de lo especial que es y habla de cuán atrasados son todos los demás.

Hay muchos problemas con esto. El primero es que cada tribu hace lo mismo. Todas piensan que su gran idea es la que va a salvar el mundo y que el resto de la sociedad debería ser como ellos.

Quienes leen esto están ignorando la gran idea de muchos otros grupos. Grupos que ahora mismo pueden estar hablando de personas como ustedes con desprecio. Sienten ese desprecio porque ustedes son tan ciegos y no ven la verdad de la gran idea de ellos.

Todos pueden jugar a la indignación y a sentirse especiales. ¿Acaso eso salvará al mundo?

Las comunidades eficaces se centran en hacer cosas. Conozco grupos que se acercan a ese ideal. Resuelven problemas.

La característica fundamental de esos grupos es que son altamente racionales. Ven la racionalidad como una herramienta para tomar mejores decisiones y cambiar el mundo eficazmente.

Un agente racional se adapta a la realidad y entiende que el universo no es justo. El universo está repleto de catástrofes e injusticias. ¿Qué vamos a hacer al respecto? Pedirle que sea más justo e insultarlo no funciona.

Recientemente escribí una serie de textos sobre Activismo Animal Eficaz. Los textos compilan los resultados de un gran número de estudios sobre psicología, marketing y activismo. Quienes modifiquen su forma de hacer difusión según los consejos que presentan esos textos van a salvar a muchos más animales.

Ahora bien, si durante tanto tiempo el objetivo de los activistas fue el salvar animales, ¿por qué existe una nota así recién ahora? Recopilar información sobre las formas más eficaces de difundir debería ser algo obvio. Es lo primero que deberíamos hacer si nuestro objetivo es difundir.

Quizás los textos existen recién ahora porque nunca intentamos realmente salvar a los animales.

Tuvimos muchos sentimientos genuinos hacia los animales. Nos conmovimos con Earthlings. Lloramos y maldecimos el mundo especista. Pero nunca hicimos nuestro mejor intento por salvar a los animales. Si lo hubiésemos hecho no existirían pilas de material de difusión que va en contra de los principios de la psicología humana.

He aquí lo que hicimos: lloriqueamos porque otros no son tan buenos como nosotros. Nos regodeamos en la superioridad de nuestra tribu y nuestra empatía. Nos horrorizamos frente al mundo especista y solo hicimos difusión en las formas que mejor nos permitían reforzar nuestra identidad.

Hicimos difusión para sentirnos unidos como tribu, no para convencer a la gente. La inercia propia de las tribus nos impidió cumplir con nuestro objetivo eficazmente.

¿Podemos cambiar esto?

Quienes llegaron hasta aquí probablemente son personas que harán un gran bien en el mundo.  Me interesa que sus proyectos se cumplan y que sus grupos funcionen. Hacer que el universo sea más justo es una gran tarea. Necesitamos a más personas ayudando eficazmente.

Ahora tenemos una idea más clara de la irracionalidad grupal. Estamos listos para aprender prescripciones y métodos para solucionarla.

 

Siguiente texto: Racionalidad Grupal (6): Curiosidad

 

Ver también: Introducción a la ciencia de la racionalidad