Los conceptos de Fuzzies y Utilons

Nuestras emociones pueden poner limitaciones a la capacidad que tenemos de hacer el bien. Para pensar sobre este tema, los filósofos utilitaristas comenzaron a usar los conceptos de “Fuzzies” y “Utilons” 1 Eliezer Yudkowsky, Purchase Fuzzies and Utilons Separately..

Estos conceptos son muy útiles para entender por qué tomamos ciertas decisiones y para pensar qué podemos hacer al respecto:

  • En este contexto, los “Fuzzies” son unidades que representan “la sensación cálida de ser una buena persona que tengo cuando hago algo que creo que es bueno”.
  • Los “Utilons” son unidades que representan “la cantidad de bien que hago en el mundo” (según la ética de cada uno). En este caso, voy a asumir que los Utilons son unidades que representan “la cantidad de sufrimiento que reduzco y  la cantidad de felicidad que genero en el universo”.

El problema es que muchas veces las actividades que generan la mayor cantidad de Fuzzies no son las que generan la mayor cantidad de Utilons. Y la psicología humana intuitivamente persigue las actividades que generan la mayor cantidad de Fuzzies.

A modo de ejemplo, supongamos que contamos con 100 dólares y queremos usarlos para ayudar a los animales. Con ese dinero podemos buscar a un perro de la calle y salvarlo, organizar un evento para repartir panfletos o donarlo a una de las organizaciones recomendadas de Animal Charity Evaluators.

¿Cuáles son las diferencias? Nos podemos dar una idea si asignamos números estimativos a los Fuzzies y a los Utilons:

  • La acción de salvar al perro crea alrededor de 2 Utilons, y nos genera alrededor de 400 Fuzzies.
  • La acción de organizar un evento para repartir panfletos puede crear más de 50 Utilons y nos genera alrededor de 80 Fuzzies.
  • La acción de donar a una de las organizaciones recomendadas crea fácilmente más de 300 Utilons, pero solo nos genera alrededor de 20 Fuzzies.

Nos sentimos mucho mejor salvando al perro que donando a una organización, pero definitivamente lo que más le sirve a los animales es que donemos o que repartamos panfletos.

Es importante entender que todos somos seres que persiguen Fuzzies. Y tenemos que entender que aquello que se siente bien no es necesariamente lo que hace el mayor bien.

En cierto sentido, todos tenemos una cuota diferente de Fuzzies a la cual tenemos que llegar para sentirnos bien. Si no cumplimos con nuestra cuota de Fuzzies, corremos el riesgo de deprimirnos, y eso disminuye nuestra efectividad, además de hacernos sentir mal.

Es vital que no gastemos todos nuestros recursos en actividades que generen muchos Fuzzies pero pocos Utilons. Tenemos que tener la fuerza psicológica para elegir una y otra vez las intervenciones y acciones que generen la mayor cantidad de bien.

Hay formas efectivas de cumplir con el requerimiento mensual de Fuzzies.

Una forma muy sencilla e importante es imaginar y visualizar a todos los animales que estamos salvando cuando hacemos una actividad que genera muchos Utilons.

Donar a una organización puede sentirse como una actividad fría y que no nos involucra. Pero nos puede motivar muchísimo el saber que nuestra donación va a tener un impacto enorme en la vida de cientos de animales.

Otra forma es simplemente procurar ser buenos y tener gestos con otros.

Ser bueno genera muchos Fuzzies, genera Utilons y no cuesta demasiada plata ni recursos. Nos abre caminos y nos da la fortaleza psicológica para elegir las intervenciones más efectivas.

Ser voluntario en una organización eficaz también genera muchos Fuzzies, y además puede tener un impacto enorme.

La idea principal detrás de esto es que si queremos ayudar a otros no debemos usar todo nuestro tiempo y dinero en perseguir Fuzzies, sino que debemos usarlo en crear Utilons.

No compremos Fuzzies con nuestro dinero. Una buena parte de nuestros recursos debe ser destinada a ayudar a otros al máximo posible.

Ver también:

Notas y referencias   [ + ]

1. Eliezer Yudkowsky, Purchase Fuzzies and Utilons Separately.